5 problemas comunes al migrar a otro hosting

Existen muchos tipos de problemas en la migración a otro hosting, sobre todo en WordPress, como los que verás en este artículo. Esperamos que las soluciones que te aportamos para cada uno de ellos te sirvan para arreglar cualquier posible caída en tu web. El listado que hemos redactado comprende desde errores muy típicos a otros bastante complejos.

Listado de típicos problemas en la migración a otro hosting 

1) Error al establecer conexión en la base de datos

Es uno de los típicos problemas en la migración de WordPress. Que tire la primera piedra quien no se haya olvidado de configurar el wp-config.php alguna vez en la vida. A mí me pasa constantemente. Seguro que sabes de qué error te hablo: es esa ventana blanca con un mensaje de color negro que dice “Error establishing database connection“. En este caso, como te decía, tienes que reparar el archivo wp-config.

Reparar la base de datos

Tienes dos posibilidades: la primera es que la base de datos necesite ser reparada. La segunda es que te hayas equivocado al poner el usuario y contraseña. La solución a la primera opción consiste, si WordPress te notifica de que “La base de datos necesita ser reparada”, en añadir al wp-config una línea de código como la siguiente:

define( ‘WP_ALLOW_REPAIR’, true );

Tras activar la reparación del sitio, debes acudir a esta dirección en tu navegador: http://mipaginamola.com/wp-admin/maint/repair.php. El asistente te guiará paso a paso. Al terminar, debes eliminar o comentar la línea anterior, pues es una URL genérica para todos los WordPress y un atacante podría usarla con fines maliciosos.

Reparar la conexión a la base de datos

También puede ocurrir que sean los datos de conexión a la base de datos los que te están dado problemas. Normalmente esto se produce cuando hay que migrar la web a otro hosting. Es fácil olvidar que los datos de la base de datos antigua son diferentes respecto a los datos de la nueva base de datos (aunque podrían coincidir). Es por eso por lo que tienes que conocer cuáles son los datos de la base de datos nueva antes de proceder con la nueva instalación.

Abre el archivo wp-config.php y edita estos datos por los tuyos:

define( 'DB_NAME', 'bd_antigua' );
define( 'DB_USER', 'usuario_antiguo' );
define( 'DB_PASSWORD', 'contraseña del antiguo usuario' );
define( 'DB_HOST', 'localhost' );

Recuerda tener una copia de seguridad de todo por si acaso. No queremos disgustos el día de mañana. Edita los datos y sube el archivo de nuevo al servidor actual para que tus archivos se conecten a la base de datos nueva.

2) La pantalla blanca de la muerte

Las personas suelen tener miedo al color negro, los oscuros o los fríos. Los webmasters le tenemos un miedo de escándalo al blanco. Ese es el color de la muerte en el mundo de las páginas webs. Pueden ser cientos los motivos por lo que una web se quede en blanco. A continuación te enseñaré cómo solucionarlo, aunque ya te adelanto que los errores que más se dan son provocados por plugins desactualizados o incompatibles con la plantilla, por la plantilla en sí o por la falta de memoria RAM en el servidor.

Falta de memoria RAM

Cuando abrimos la web, con sus respectivos plugins, estos necesitan de memoria RAM como gasolina necesitan los coches. Cuantos más plugins o personalizaciones tengas, mayor consumo de memoria RAM tendrás. Es muy importante modificar o aumentar el mínimo de memoria RAM que configura WordPress. Para aumentar la memoria RAM y que WordPress trabaje mejor, tienes que acceder a wp-config.php en la raíz y añadir/modificar el código con esta línea:

define( ‘WP_MEMORY_LIMIT’, ’64M’ );

Cambia esos 64MB por la cantidad de memoria RAM que desees y tu proveedor de alojamiento web te permita. Si tras aplicar los cambios estos no surten efecto, ponte en contacto con tu proveedor de alojamiento web para solicitar un cambio o aumento de memoria RAM asignada de forma manual. Siempre puedes modificar también el archivo php.ini, aunque esto es algo más complejo que veremos adelante.

Desactivar los plugins del FTP

Uno de los problemas en la migración más típicos. Es posible que un plugin entre en conflicto con la plantilla actual de tu WordPress o incluso que este plugin entre en conflicto con otro. Esto produce un error en cadena y provoca la pantalla en blanco. Para ver qué plugin está entorpeciendo la carga correcta de tu web, recomiendo acceder al wp-admin de tu WordPress e ir desactivando plugin por plugin hasta que veas cuál es el que está provocando un conflicto.

Si no tienes acceso al panel de administración, puedes acceder a tu FTP para desactivar los plugins y ver cuál es el causante. ¡Pero no los elimines! Solo desactívalos. Para desactivar un plugin basta con acceder a /public_html/wp-content/plugins/ e ir renombrando cada plugin hasta dar con el conflictivo. Una vez lo hayas localizado, vuelve a renombrar los plugins como antes para que todo vuelva a su cauce normal.

Activar otra plantilla

No es la memoria, no son los plugins… pues debe de ser la plantilla con casi toda certeza. Es muy común tocar los archivos raíz de la plantilla que usa tu WordPress. Si modificas un archivo de forma incorrecta, puedes provocar la caída de la web. Al igual que si has desactivado uno a uno los plugins para dar con el plugin conflictivo, debes hacer lo mismo con las plantillas. Empezando con la activa, ya que es la que está trabajando para que la web se vea bien.

Accede ahora a la raíz: /public_html/wp-content/themes/ y renombra la plantilla actual de tu WordPress. Así fuerzas a WordPress a activar con urgencia otra que tenga a mano para que el contenido de la web al menos se vea. Si solo tuvieras una plantilla en el FTP, busca una en Google rápidamente, descárgala y súbela descomprimida a la carpeta de las plantillas. Así logramos forzar la activación de otra plantilla.

Estupendo, acabas de encontrar el tema que está entrando en conflicto. Lo normal es que hayas tocado manualmente alguna parte de algún fichero y no lo hayas hecho de la forma correcta. Deshaz los cambios y vuelve a subir el fichero al FTP para que todo vuelva a la normalidad. No olvides dejar el nombre de la plantilla como estaba en el FTP. Recuerda hacer copias de seguridad de tu web periódicamente si por un casual no tienes copia del fichero que tocaste por última vez.

¡No es ninguna de las anteriores! Tranquilo, DEBUG viene a ayudarte

Todavía te queda la última bala. Vamos a activar en el wp-config.php un parámetro que nos ayude a mostrar en la web cuál es exactamente el error que está provocando la página en blanco. En casos como errores 500 o parecidos, y que veremos más adelante, esto no serviría. Debemos agregar al wp-config.php las siguientes líneas:

define( ‘WP_DEBUG’, true );
define( ‘WP_DEBUG_LOG’, true );

Mientras estas líneas estén activas en el wp-config, los errores podrás ser visualizados en pantalla. Para ocultarlos, elimina los parámetros y vuelve a subir el archivo. Al menos ya sabes qué está provocando el problema y tienes un hilo por el que tirar. También puedes consultar el error_log que está en tu FTP, que es un archivo que almacena un registro de los problemas que están sucediendo en tu web.

3) Los terroríficos errores 500

El problema reside casi al 100% en el archivo .htaccess. Este archivo es el encargado de muchas reglas que hacen que una web se pueda ver, entre ellas las siguientes:

  • Crear URLs amigables como https://migraraotrohosting.com/problemas-migracion-hosting/ en vez de https://migraraotrohosting.com/post.php?id=10.
  • Notificar a las arañas de Google cuál es el sitemaps.xml y el robots.txt.
  • Modificar la variable de límite de subida de archivos.
  • Especificar al servidor cómo y qué archivos cachear.
  • Y otras muchas funciones.

Como puedes ver, el .htaccess es un fichero que se encuentra en la raíz y que es de vital importancia para el funcionamiento óptimo de tu web. Es muy fácil que entre en conflicto, que lo elimines sin querer, que no tenga los permisos suficientes para trabajar, etc. En caso de que veas que volver atrás es tarea imposible, hay un truco:

  1. Inicia sesión en el administrador de tu WordPress (wp-admin).
  2. Accede a la raíz de tu WordPress en el FTP y localiza el archivo .htaccess.
  3. Renómbralo a: .htaccess-backup.
  4. Accede al panel de administración y ve a la sección de “Ajustes” > “Enlaces permanentes“. Haz clic en “Guardar” sin haber cambiado nada y WordPress, al ver que no existe un .htaccess (que sí existe, pero está renombrado), regenerará uno limpio de errores aunque genérico. Todas las configuraciones hechas por ti se perderán, pero al menos ahora tu web se ve. Si no es así, desactiva los plugins.

Eso es todo lo que te puedo enseñar del .htaccess de forma básica. Debes saber que este archivo es primordial para el buen funcionamiento de WordPress.

4) El problema de las actualizaciones automáticas

WordPress implantó una mejora, en la versión 3.7 en concreto, para actualizar WordPress automáticamente sin intervención de ningún usuario. La idea era fomentar tener un alto número de instalaciones seguras y protegidas. Lo que ocurre es que, si no desactivamos manualmente las actualizaciones automáticas, en caso de que WordPress se actualice a una versión y nuestros plugins solo trabajen con versiones más antiguas, la web dejará de funcionar. Es uno de los problemas en la migración más frecuentes.

Normalmente estas actualizaciones son pequeñas (sobre todo de seguridad) pero basta con que tengas un (1) plugin activo que solo funcione para una determinada versión para que entre en conflicto y la web se deje de ver. La ley de Murphy lo llaman.

Para desactivar las actualizaciones automáticas, agrega al archivo wp-config.php la siguiente línea:

define( ‘WP_AUTO_UPDATE_CORE’, false );

5) Las URLs han cambiado tras la migración a otro hosting

Otro de los problemas en la migración que más se ven. Si trabajabas con un determinado tipo de URL en la instalación antigua y ahora has cambiado a otra forma, debes hacer redirecciones 301 . De este modo, cuando alguien acceda a tu web será redireccionado a la nueva URL. Por ejemplo:

URL antigua https://www.miwebmola.com/2018/07/04/videos-virales.html
URL nueva https://www.miwebmola.com/videos-virales.html

Lo que hay que hacer es instalar en WordPress un plugin especialista en realizar redirecciones. Así, cuando alguien acceda a https://www.miwebmola.com/2018/07/04/videos-virales.html, será redireccionado a https://www.miwebmola.com/videos-virales.html. De esta forma, no perdemos posicionamiento web que teníamos anteriormente y no creamos errores 404 de páginas no existentes.

Aquí te dejo un plugin que te ayudará a realizar las redirecciones 301 fácilmente: https://es.wordpress.org/plugins/simple-301-redirects/ Las redirecciones suelen ser uno de los problemas en la migración que también se ven con mucha frecuencia.

Conclusiones para arreglar los problemas en la migración de tu WordPress

Cuando realizamos la migración de una web, en este caso WordPress, y no tenemos mucho conocimiento de lo que estamos haciendo, podemos tener problemas en la migración. La web se podría ver en blanco, no cargar, no hacer redirecciones, dar problemas con las DNS, una mala restauración copia de archivos y base de datos. Las migraciones suelen ser procedimientos algo complejos por lo que, si te encuentras con problemas, ponte en contacto con los chicos de Raiola Networks para que te puedan ayudar en lo que necesites.

Recuerda que tienes un teléfono a tu entera disposición las 24 horas del día los 365 días del año. Ponte en contacto con Raiola Networks en: https://raiolanetworks.es.

Puntuación
[Total: 2 Media: 5]